money is the anthem of success
dinero. sexo. placer. diversión. todo lo que un adolescente hormonado piensa al salir del colegio. ¿sabes lo qué te prepara cuando entras a una universidad? muchos de los adolescentes aún están con la idea de que será todo como antes, quizás lo es, un poco. más trabajo, más estudio, party hard. sólo que en una universidad como nightove, todo puede pasar. allí donde quiera que vas, una sombra oscura parece perseguirte. cuidado, estudiantes, que ellos están ahí, a punto de destruirlos a todos.
¿te atreves a entrar?
Conectarse

Recuperar mi contraseña












Últimos temas
» Undertale Rol — Hopes and Dreams { Elite }
Miér Jun 22, 2016 2:52 pm por Invitado

» ↔ Registro de Avatar
Lun Feb 17, 2014 4:54 pm por Bobbie Claire

» Centro de Rehabilitación (recién abierto)
Dom Mayo 12, 2013 4:38 pm por Invitado

» Élite: Once Upon A Time {Cambio de botón}
Dom Ene 13, 2013 11:32 am por Invitado

» Reckless University {Elite}
Mar Ene 08, 2013 1:33 pm por Invitado

» Saint Tropez Camp
Vie Ene 04, 2013 9:16 am por Invitado

» ⋆Tierra llamando a Bryn
Vie Dic 28, 2012 8:27 pm por Liam A. Vonffester

» Supernatural RPG +18 [normal]
Sáb Dic 22, 2012 6:53 pm por Invitado

» Giratiempos RPG - Cambio de botón.
Lun Dic 17, 2012 10:07 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 30 el Sáb Jun 02, 2012 9:40 am.































Quimera Asylum The Mockinjay Case Western University Lectores Escribiendo . The Hole Photobucket Dreams Academy In time of Dragons Image and video hosting by TinyPic EL SECRETO DE LA ROSA Another Praga BelovedHogwarts http://24.media.tumblr.com/tumblr_mbutyvMPnl1rrtdjmo3_100.jpg


Troubles at the Coffe Break { Jennette }

Ir abajo

Troubles at the Coffe Break { Jennette }

Mensaje por Christopher N. Kingston el Vie Sep 21, 2012 9:35 pm

El aire fresco de la mañana inundaba el ambiente con calma y tranquilidad, pero muy a su pesar habían muchos que no podían disfrutar de aquel aire tan puro por estar encerrados en una sala de clases. Más esa no era la realidad de Christopher quien corría por entre los pasillos para intentar llegar a tiempo a clases, a la vez que su cabeza aun retumbaba por haber pasado la noche embriagándose junto a unos compañeros, noche que se reflejaba en el cuerpo del americano, con un rostro maltrecho, ropajes que tenían el aroma de los cigarrillos junto a un bolso que parecía exhalar los mismos humos entre los que había estado la noche anterior y un cansancio general producto del sueño. No basto que corriese con todas sus fuerzas, luchando contra la resaca y empujando a todo el que se le interpusiese en el camino, pues para cuando llego a la puerta del aula esta se encontraba cerrada y por la ventanilla se podía apreciar como el profesor ya había comenzado con su cátedra.

El de cabello azabache no se lamentaba demasiado el no entrar a clases, y es que no disfrutaba de sobremanera el escuchar a un viejo bigotudo hablar del pensamiento de otros viejos bigotudos, mucho menos considerando las condiciones en las que se encontraba, le aburría la filosofía y en general le aburría tener que estudiar cualquier cosa, solo lo hacía por obligación. No tenía nada que hacer, había ganado una hora y media antes de su siguiente clase y tenía hambre, sueño y un terrible dolor de cabeza; la solución era obvia, pasar un rato por la cafetería y esperar ahí.

Caminó dando firmes pasos por entre los pasillos, casi imponiendo su presencia para abrirse paso. No tardo demasiado en salir del edificio donde tenía clases para seguir su camino hacia la cafetería. En cuanto llego a la cafetería el escenario no era demasiado prometedor, una larga fila de estudiantes que esperaban a ser atendidos por una mujer que no parecía ni preocuparse de aquello. –Genial- Se dijo a si mismo, y es que se le había venido a ocurrir aparecer por la cafetería en el único horario en el que colapsaba, aquella hora donde los estudiantes necesitaban un poco de cafeína y algo dulce para aguantar los días de monotonía por los que pasaban durante las clases.

De todas formas el de cabello azabache no se preocupaba demasiado por el panorama que tenia frente, el sabia que siempre conseguía lo que quería y en aquel momento deseaba con todo su ser un poco de café y un trozo de algo dulce. Sin mucho pensarlo se encamino hacia adelante en tan ordenada y civilizada fila y con un sutil movimiento se posiciono entre los primeros lugares, reduciendo considerablemente el tiempo de espera, pero generando una serie de quejas por parte de quienes estaban tras de él, quejas que parecían darle nuevas energías al estadounidense pues si algo disfrutaba el chico era causar molestias a sus pares, solo por capricho.

Una vez fue atendido pidió un expresso doble y un trozo de pastel y luego de pagar por ellos se fue a sentar a una de las pocas mesas que quedaba desocupada dejando su bolso sobre esta. Se sentó en la silla y en milésimas de segundo el trozo de pastel que traía consigo desapareció, y no solo porque tenía hambre, sino porque no le gustaba manifestar actitudes que fueran de la mano con los modales y las buenas costumbres. Fue esta misma razón que lo llevo a colocar los pies sobre la mesa una vez hubo terminado, mientras bebía del café que sostenía en su mano izquierda. Esperaba que aquel café le ayudase a recuperar parte de las energías que necesitaba para pasar aquella resaca que lo tenía como casi todas las mañanas de su vida.

Se encontraba en aquella situación de relajo cuando levanto la mirada y vio como por la puerta de la cafetería entraba una rubia. Una sonrisa de media cara se le dibujo a Christopher cuando distinguió el rostro de aquella rubia. Aprovecho la servilleta que le entregaron junto con el trozo de pastel y la transformo en una bola de papel, apunto directamente a la rubia y se la lanzo, dándole en el cuello para que la rubia se volteara, mientras el estadounidense la miraba solo con una sonrisa sarcástica en el rostro y movía la mano en señal de saludo esperando la reacción de la chica Nadmean.
avatar
Christopher N. Kingston
• Miembro Rebeal •

 • Miembro Rebeal •

Mensajes : 9
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 19/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.